jueves, mayo 28

62.400 repeticiones hacen una verdad.


Tenía la idea de que es cita (Un Mundo Feliz, Huxley, 1932) era con 39,000 repeticiones, pero eso no es lo importante. Tenía 23 años cuando mi último beso. Tengo 24, y fue pocos días antes. Podría recordar que día fue, pero me basta recordar una canción, una pregunta y la sensación completa de esos besos. Estos besos. ¿Qué les digo? me parece patético extrañar, más que una vida -o tan siquiera una ciudad- a una persona. Y cuando el específico son besos... ya mejor no les digo. Tuve un pez que saltó de su pecera, viene a cuento de un whatsapp que me recién me llegó. Cometí un error en semana santa y las consecuencias, aftermath que les digo, me duraron un mes. O hasta hoy, porque esto se parece mucho al exceso de hormonas locas. Lo importante es decir que toda la vida me han mentido: lo importante son las nalgas y no las tetas. Y creo que me han mentido doble, al decirme que bonitas/buenas nalgas.

Estoy convencida, una foto así es igual que una en bikini.


sábado, mayo 23

Checkpoint

A point in a video game at which a player may restart if their character is killed or they lose the game.

Un día se me ocurrió que la vida debería incluir algo tipo checkpoint para memorias. Cada determinada cantidad de años, uno debería poder decidir qué memorias quiere conservar integras, de cuáles quiere sólo el vago recuerdo, y aquellas que ya no quiere. Habría que tener reglas, por supuesto. No van los ingenieros a olvidar todas las matemáticas. O los escritores a olvidar las reglas de puntuación. O los padres a olvidar la primera palabra de cada hijo. En todo caso, esas vendrían por default en cada checkpoint
Pero me imagino, poder recordar cuando aprendimos a caminar, o la primera vez que vimos la lluvia, todas las veces que vimos a aquel familiar quien murió cuando eramos muy pequeños. Mantener por siempre el sentimiento de aprender a hablar, o recordar lo mucho que nos costó aprender a hilvanar palabras. Sería bonito conservar por siempre lo bueno, lo que a veces vamos olvidando y no por ser irrelevante; es tanto lo que contiene una vida ¿cómo no perder pedacitos? ¿cómo no querer conservarlos?
Supongo que en mi universo no existe el alzheimer como enfermedad. Tampoco se me ocurrió un Eterno resplandor de una mente sin recuerdos en la vida real. Aunque sería útil poder ir y olvidar a quien nos ha olvidado, igual que se podría olvidar los malos libros o las malas películas. El tiempo que invertimos en ellos no va a regresar, pero mínimo ya no tendríamos el mal sabor de boca. Mientras escribo esto, se me ocurre que alguien pudiera ficcionar esto, y entonces yo querré olvidar que fue mi idea primero.

lunes, mayo 18

Invariabilidad

“Sólo estaba paseando a la perra.” No era su perra, un amigo había salido de viaje por trabajo y le pidió el favor de cuidarla. Le dijo que no tenía que sacarla a diario, bastaría con dejarle agua y comida al alcance, y dejarla estar en el patio. Pero ella se sentía mal por dejarla tanto tiempo sola, así que casi a diario volvía del trabajo, comía algo, descansaba un poco, se cambiaba de ropa por algo más cómodo, y salían a dar un paseo. Ella lo disfrutaba y parecía que también lo hacía Laika.”No era rusa pero se llamaba Laika. No, se llama. Aún la escucho ladrar.”  
Era agradable, era un paseo, era diario, era rutina. La rutina no es mala, aunque muchos le teman; muchos otros se aferran a ella por ser lo único confiable en sus vidas. Uno puede incluso olvidar la posibilidad de eventos que lo cambian todo, y no es extraño que mientras paseas a tu perro, alguien se acerque a decirte lo bonito que es, a preguntarte su nombre, o a cualquier cosa. Al menos ella no estaba pensando "Mientras él me cuestiona en un parque semi-vacio y mal iluminado, su cómplice llegará por detrás, pondrá una pistola contra mi espalda y ambos dirán que mi suerte se acabó." Hace horas se le acabaron los horarios, ahora hay golpes, gritos, amenazas y lagrimas incontenibles en sus ojos. Se acabó la seguridad y el confort de la rutina.

lunes, mayo 11

Bad habit

Sólo sabía que seguía  una canción, pero dos opciones me hacían sentir patética por este cansancio repentino pero razonable. Tan anunciado como inevitable, así nada más por cómo soy. No es una mala excusa, es un hecho.  Son momentos en los que, más que doler, molesta; como la pestaña que se mete al ojo, cuya sensación persiste después del momento.

lunes, mayo 4

Sleep It Off Again

No puedo recordar una época en mi vida durante la cual pudiera dormir fácilmente, sin dar mil vueltas en la cama o sin despertarme pocas horas después, para entonces dar dos mil vueltas de frustración.
Escuchar música me ayuda, pero se me olvida, como si enserio no me conociera. Durante un tiempo, cuando recién me mudé a otra ciudad, sólo podía dormir si dejaba música sonando. Nunca le dije a nadie, ahora que lo pienso.  aunque varios saben y dudan que en verdad escuchar metal, me hace dormir mejor. Lo hace.
Insomnio, lo conozco.
Pero ha pasado un tiempo, medido en meses, que no es un problema. Y eso sí es un problema porque ahora cuando no puedo dormir, me da miedo y casi siempre lloro. ¿y si regresa? Si ya fue la calma antes de la tormenta, si la ansiedad, si la inercia, si esos sentimientos, si todo viene a mí como bola de nieve...  What if you-I don't have the strength?

Lun, 6 abril. 3:4x am
La única razón para no publicar inmediatamente es que publiqué hace horas, y también ordené un montón de post para publicarse y.... Pues, ajá, me gusta mi orden.