martes, noviembre 29

And I don't.

Estaba volviendo a leer un blog ajeno, por sabe cuántas veces ya, y el último post es sobre lo genial que hubiese sido para ella conocer historias de depresión cuando estaba más chavita y todo se sentía como si solamente a ella le pasara, como si fuese algo super extraño y para esconderse de la vergüenza. Me quedé pensando que yo a veces la leí a ella y se me aclaraba el panorama un poco, lástima que nunca capté que está bien cambiar el plan. Me quedé pensando si alguien leerá los viejos post aquí y pensara lo mismo, si se sentirá acompañado.

Entonces decidí escribir esto porque tal vez nadie lo lea, tal vez todos, tal vez yo lo necesitó, tal vez hubiera sido bueno ser más abierta con ciertos temas.

No recordaba que el último post aquí, lo escribí hace un año pero con base a una lista de metas que escribí cuando tenía 23 años (suena más dramático que decir hace dos años). Mucho menos que era una carta para la ivie del futuro, que ya es ahora. El post tenía por titulo I hope you don't hate me by then.

sábado, octubre 3

¿¡ADIVINEN QUÉ BLOGCITO CUMPLE CINCO AÑOS!?

¡Claro, este!

Lo chistoso es que hace algunos días sabía exacto qué iba a escribir aquí. Si llegamos a cinco años, si no leyeron esto antes, es porque, hace algunos días me di cuenta que el aniversario se acercaba. Las cosas hay que dejarlas ser y me sabe mejor ciclos completos.


¡Ah sí! quiero explicar por qué tan pocos post este año. Aunque nadie se lo pregunte. Todo empezó en marzo cuando me di cuenta que había 9 post en enero, 8 en febrero, y en marzo, sin problemas, podía haber 7 y los 6 de abril serían pancomido. Y así, en cantidad descendiente hasta llegar a 1 en septiembre, 0 en octubre, y ya, equis para noviembre.

Eso pasó.

En algún momento de esos poquitos meses, me cansé de la url del blog. Pero no puedo cambiarla, ¡por favor, sería ir en contra! Aunque nomas a mí me interese, pero después de todo lo que interesa aquí soy yo. Sigue siendo mi blog.

Luego me cansé de Blogspot. Mejor dicho, pensé que ya debería tener un Wordpress. La idea de tener ambos no me parecía atractiva, demasiado trabajo, muy poco material. Aunque el hecho de que haya menos post publicados, no indica la falta de post elaborados. Benditos sean los borradores.

Intenté varias direcciones en Wordpress y todas estaban ocupadas. Deshabitadas, también estaban deshabitadas. Casi desisto hasta que se me ocurrió que Muebles e Interiores, son decoraciones. Aquí hay historias. Historias decorativas. Por fortuna, ese no existía.

Llegó entonces el momento de publicar allá algunos post. Los más queridos por mí, que quizá no sean los mejores, ni los más visitados. Curiosamente, el post más visitado aquí, también está allá, pero esDeQue es muy de mis favoritos.

Así fueron varios días de andar nadando entre texto, post, Blogspot, Tumblr, Wordpress, olvidar escribir esto, recordar escribir esto, seguirme leyendo, nadar en hormonas, recordar que no había terminado de escribir esto, escribir todo lo que sigue después del Eso pasó, no saber cómo terminar esto...

Adoro este blogcito, lo amo, fue una gran vía de escape, en tantas maneras. Pero Historias Decorativas tiene potencial para gustarme igual, o más. Lo que si sé es que, aunque ya no vaya a actualizar aquí, fueron muy buenos cinco años. Muy.

Va de nuevo, que se vea:

martes, septiembre 15

La náusea. Hoja sin fecha.

HOJA SIN FECHA 
Lo mejor sería escribir los acontecimientos cotidianamente. Llevar un diario para comprenderlos. No dejar escapar los matices, los hechos menudos, aunque parezcan fruslerías, y sobre todo clasificarlos. Es preciso decir cómo veo esta mesa, la calle, la gente, mi paquete de tabaco, ya que es esto lo que ha cambiado. Es preciso determinar exactamente el alcance y la naturaleza de este cambio. 
Por ejemplo, ésta es una caja de cartón que contiene la botella de tinta. Habría que tratar de decir cómo la veía antes y cómo la1   ahora. ¡Bueno! Es un paralelepípedo rectángulo; se recorta sobre... es estúpido, no hay nada que decir. Pienso qué éste es el peligro de llevar un diario: se exagera todo, uno está al acecho, forzando continuamente la verdad. Por otra parte, es cierto que de un momento a otro —y precisamente a propósito de esta caja o de otro objeto cualquiera—, puedo recuperar la impresión de ante ayer. Debo estar siempre preparado, o se me escurrirá una vez más entre los dedos. No      2 nada, sino anotar con cuidado y prolijo detalle todo lo que se produce. 
Naturalmente, ya no puedo escribir nada claro sobre las cuestiones del miércoles y de anteayer; estoy demasiado lejos; lo único que puedo decir es que en ninguno de los dos casos hubo nada de lo que de ordinario se llama un acontecimiento. El sábado los chicos jugaban a las tagüitas y yo quise tirar, como ellos, un guijarro al agua. En ese momento me detuve, dejé caer el guijarro y me fui. Debí de parecer chiflado, probablemente, pues los chicos se rieron a mis espaldas. 
Esto en cuanto a lo exterior. Lo que sucedió en mí no ha dejado huellas. Había algo que vi y que me disgustó, pero ya no sé si miraba el mar o la piedrecita. La piedra era chata, seca de un lado, húmeda y fangosa del otro. Yo la tenía por los bordes, con los dedos muy separados para no ensuciarme. 
Anteayer fue mucho más complicado. Y hubo además esa serie de coincidencias y de quid pro quo que no me explico. Pero no me entretendré poniendo todo esto por escrito. En fin; lo cierto es que tuve miedo o algo por el estilo. Si por lo menos supiera de qué tuve miedo, ya sería un gran paso. 
Lo curioso es que no estoy nada dispuesto a creerme loco; hasta veo con evidencia que no lo estoy: todos los cambios conciernen a los objetos. Por lo menos quisiera estar seguro de esto.



1 Espacio en blanco. 
2 Hay una palabra tachada (quizá “forzar” o “forjar”); otra, agregada encima, es ilegible.
Jean Paul Sartre  La Náusea

*Énfasis por mí.

lunes, agosto 31

Cuarto de siglo

Hace días volví a ver a alguien después de 12 años y días. 

Estábamos hablando, puras personas con años sin verse, y en algún punto alguien dice "no has cambiado nada." No era para mí, tampoco era alago ni crítica, sólo un comentario, uno que lleva años rodando mi mente.  12 años es  la mitad de mi vida, y más de un década en la vida de los demás. Yo entiendo, la esencia permanece. Pero si más de una década después, no has cambiado en nada... 

Simplemente no lo veo. No veo  a la ivie de 12 años viviendo sola, o con el corazón roto aunque funcional. No la veo entendiendo, por ejemplo, que no siempre puede el que quiere. Ni de distancias, tiempo, dinero, insomnio, pérdidas ni de silverlinings. Una cosa es esencia, pero comportarte exactamente igual ¿quién te hizo tanto daño? 


So, iviE, 12 years, 30 days, 5-ish hours later you are 25 years old now, what do you do? Go. 

sábado, agosto 1

Lo que te hace grande


Esta canción la he puesto mil veces, y hace mil días exactos que no te escribía. Ya no te pienso, ni te inhalo, bebo o anhelo. Tal vez porque nunca fuiste para mí, o tus evasivas o mi miedo. Yo no sé, no entiendo, pero te extraño aunque tengo reconfortado que tú sin mí, vives y bien. En realidad vives mal y dejas mucho que desear, no de a gratis que seas la manzana podrida casi cáncer de varios, tal vez por eso dejé de pensarte, o el miedo, me late a que por miedo. Aquí estamos otra vez y el único motivo que se me ocurre es que, yo escribo cuando siento que me ahogo; y siento que me ahogo cuando no escribo. No soy tan buena ahogándome, después de todo ya aprendí a nadar.


*reconfirmado, no reconfortado.

martes, julio 21

Flatliner

Sigue diciéndote que estás volviendo a tus raíces, sigue contando que esa es tu esencia, no olvides mencionar la historia de cómo la perdiste buscando la felicidad de tu alma gemela, remata con la explicación a detalle de cómo, cuándo y por qué te abandonó. Mantén una expresión tranquila, no respires acelerado, transmite todo sólo con tu voz, son tus raíces, lo que eres, lo que perdiste, lo que dejaste. Lograras que te crean, es tu encanto, regalas historias fantásticas, fantasías para niñxs perdidxs, palabras más irresistibles que aquella manzana. Esas sí son tus raíces; todo lo demás que cuentas, no. Y lo sabes, te molesta cada palabra pero, sabes que esas mentiras son tu esencia.

sábado, julio 11

I don't care who you are

Fui a Monterrey a un concurso de gritos.

Y a conocer el arte basado en lagartos, o crustáceos.
Lagartera
Los paseos artificiales sobre ríos que existían
Santa Lucía
También fui a NO preguntar el nombre de las plazuelas. O si les dicen plazas. O Jardínes.
Sultana

Tampoco lo sabía pero también fui para tener una sonrisota post concierto BSB que ni yo me creo.
Una foto publicada por ivie laguna (@iviepinky) el
Eso fue perfecto. 

domingo, julio 5

Valor

Cada vez que piensa que no puede seguir, le basta con recordar el sonido de dientes impactando contra el suelo y el dolor. El infinito dolor que siguió y no solamente por el golpe; el dolor de haber estado ahí por un supuesto de no poder, porque era más fácil depender de alguien, hasta que depender llegó a los gritos, las empujones, los golpes, los moretes, las heridas, la perdida. Golpes soportó varios, sangre sólo esa vez. Después de eso, él la besó, le dijo que lo sentía, que no volvería a pasar…siempre que ella se portase adecuadamente. Antes de dormir, le recordó que sólo él podría quererla, y ayudarla, ahora que estaba tan marcada. Él se quedó dormido por cansancio, y por alcohol; ella respiró profundo antes de irse.

lunes, junio 29

About a year ago

...tuve un sueño muy random. Simplemente, estaba parada en la calle, con varios amigos pasando, saludando, abrazando, ignorando. Llegó EsteGuey y me saludóvamente, como EsteGuey suele haaticamos realmente, sólo las preguntas de cortesía y al final un "¿A dónde vas?" "A ver a, Morra, una amiga" "AhVaOraleChiloQueTeVayaBonito."

Una semana después, volví a tener un sueño parecido. Sólo que, en el sueño había pasado ligeramente más tiempo; lo suficiente para que ahora fuera "Me quedé de ver con Morra... ando quedando...¡Ah, la que te dije la otra vez!" "¡OhWow, Mucha suerte, EsteGuey!". Y así, varios sueños mencionando a Morra sólo de nombre, nunca apareciendo ella pero igual, llegando hasta el sueño donde por fin se hicieron novios. 

Poco después de eso, en el facebook de EsteGuey vi un comentario de Morra, tal vez no la de mis sueños, pero era Morra ¡y me piñé! Hasta comenté con "¡Qué bonito!" pero nadie lo notó, o nadie me dijo jajaja, porque totalmente quedaba con la publicación. Lógico que de ahí en adelante, a veces soñaba a esa Morra como la Morra original. Este post podría estar mejor redactado, perdón, lectores imaginarios y anónimos. Así me fui,durante meses hasta llegar a la boda.

Tienen que entender, he soñado cosas que luego se han cumplido. Me gusta, me da alegría. EsteGuey y Morra posiblemente se gustan, puede que hasta haya algún tipo de onda flirteo, pero no están juntos ni son ningún tipo de pareja y eso, sépanlo, me emputa.

domingo, junio 21

Hace días tuve un sueño bien vergas.

Soñé un montón de tonterías y de repente, Fulanito llegaba a mi casa para irnos a la prepa. Oh sí. Hablábamos un poco, él decía tener hambre, yo me ponía a comer sopa de fideo, él se quedaba con cara de "Muuuy bien pero, tengo hambre"; yo subía a cambiarme de ropa, él seguía con la misma expresión facial. Entonces, yo no encontraba mi maldito uniforme preparatoriano y no le encontraba lógica...¡A menos que fuese inicio de ciclo escolar, duh! Eso debe ser, me dije, y le dije a Fulanito, quien para ese momento me estaba contando otra vez que tenía hambre, y que si no nos íbamos pronto, no alcanzaríamos a comer como es debido.

Total, me puse una faldita gris y una blusa blanca, baje, Fulanito preguntó si por fin, y nos fuimos. Llegamos a la prepa, la misma de la vida real, y mientras Fulanito me tomaba de la mano, se me ocurrió ver el reloj para decir "Me parece que ya no llegué a la primera clase." Fulanito dijo "Mejor ¿no?" Obviamente fue entonces cuando Fulanito me jaló y me dio EL beso. Super beso, de verdad. Ahí voy a preguntarle qué tiene y él responde que hambre "Bueno pues :)"

Nos fuimos a esta pequeña casa, entre recién abandonada o, simplemente, muy antigua, con ventanas ENORMES, camas pequeñas y, obviamente, ninguna cocina pero sí un comedor. Ya no hice preguntas tontas, sólo lo besé mientras él me quitaba la blusa y acariciaba mis piernas, para entonces comenzar a besarme las tetas. Se sentía bastante bien, al grado que no sé cuándo desapareció el resto de la ropa, pero sí sé que me serví más sopa de fideo.

Fulanito... Fulanito estaba encantado, yo diría, pero ya con demasiada hambre. Entonces, me puso sobre la cama, boca arriba, me mordió las piernas, lamió los labios, jugó con un par de dedos entrando en mi vagina, que luego reemplazó con su pene. Claro que tuvimos sexo, ¿qué más pueden hacer adolescentes  hambrientos en una casa vacía?

Lo hicimos una vez, luego otra y después pasó algo con las ventanas y algunos morritos de prepa, pero Fulanito los mandó a chingar a su madre y seguimos con lo nuestro. Eso, hasta que me dio sueño. Me acosté boca abajo en la cama, bostecé, él me dijo que durmiera un rato, había tiempo.

Cuando desperté, ya no estaba en la casita recién abandonada. Ni en la escuela, ni en mi casa. Estaba en un parque, acostado en el suelo y muy desorientada. Recordé lo del uniforme y decidí preguntar, vía chat de fb, sí era necesario/obligatorio llevar el uniforme al día siguiente. Seguí viendo mis mensajes, buscando a Fulanito, sin obtener respuesta clara de mi gran duda...y entonces caí en cuenta que esas personas, ni habían ido a la prepa conmigo, que ya ni siquiera estoy estudiendo y que, entonces, todo había sido un puto sueño. Uno muy real en sensaciones, pero sólo un sueño. Fue cuando vi que venía Fulanito y sentí mucho calor y algo parecido a vergüenza por lo que soñé.

Fulanito estaba así de tomarme la mano, justo como antes DEL BESO...y entonces desperté para darme cuenta que tuve un sueño dentro de mi sueño.

De verdad estoy bien enculada con este sueño.