sábado, agosto 1

Lo que te hace grande


Esta canción la he puesto mil veces, y hace mil días exactos que no te escribía. Ya no te pienso, ni te inhalo, bebo o anhelo. Tal vez porque nunca fuiste para mí, o tus evasivas o mi miedo. Yo no sé, no entiendo, pero te extraño aunque tengo reconfortado que tú sin mí, vives y bien. En realidad vives mal y dejas mucho que desear, no de a gratis que seas la manzana podrida casi cáncer de varios, tal vez por eso dejé de pensarte, o el miedo, me late a que por miedo. Aquí estamos otra vez y el único motivo que se me ocurre es que, yo escribo cuando siento que me ahogo; y siento que me ahogo cuando no escribo. No soy tan buena ahogándome, después de todo ya aprendí a nadar.


*reconfirmado, no reconfortado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada