sábado, mayo 23

Checkpoint

A point in a video game at which a player may restart if their character is killed or they lose the game.

Un día se me ocurrió que la vida debería incluir algo tipo checkpoint para memorias. Cada determinada cantidad de años, uno debería poder decidir qué memorias quiere conservar integras, de cuáles quiere sólo el vago recuerdo, y aquellas que ya no quiere. Habría que tener reglas, por supuesto. No van los ingenieros a olvidar todas las matemáticas. O los escritores a olvidar las reglas de puntuación. O los padres a olvidar la primera palabra de cada hijo. En todo caso, esas vendrían por default en cada checkpoint
Pero me imagino, poder recordar cuando aprendimos a caminar, o la primera vez que vimos la lluvia, todas las veces que vimos a aquel familiar quien murió cuando eramos muy pequeños. Mantener por siempre el sentimiento de aprender a hablar, o recordar lo mucho que nos costó aprender a hilvanar palabras. Sería bonito conservar por siempre lo bueno, lo que a veces vamos olvidando y no por ser irrelevante; es tanto lo que contiene una vida ¿cómo no perder pedacitos? ¿cómo no querer conservarlos?
Supongo que en mi universo no existe el alzheimer como enfermedad. Tampoco se me ocurrió un Eterno resplandor de una mente sin recuerdos en la vida real. Aunque sería útil poder ir y olvidar a quien nos ha olvidado, igual que se podría olvidar los malos libros o las malas películas. El tiempo que invertimos en ellos no va a regresar, pero mínimo ya no tendríamos el mal sabor de boca. Mientras escribo esto, se me ocurre que alguien pudiera ficcionar esto, y entonces yo querré olvidar que fue mi idea primero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario