sábado, abril 25

Bloodstream

Doy la vuelta y ahí estás. Te observo sin siquiera parpadear y debes saber que estoy pensando en si eres real o una alucinación más. Es poco probable que estamos tan cerca y me da miedo ilusionarme con un espejismo. Bajo la mirada, pretendo que no pasa nada y entonces llegas tú, tan improbable como imposible. Me abrazas tan fuerte e imagino me lees la mente y sabes que necesito saber que no es otro sueño mío donde tú llegas de repente, sólo para de igual manera irte. Te puedo sentir, y no sólo flotando en mi mente y en mi sangre. Son tus brazos en mi cintura, tu aliento en mi cuello, tus palabras en mi oído. Entre toda la gente, contra todo pronóstico: tú.

No hay comentarios:

Publicar un comentario