sábado, febrero 14

Fue la reina

Salta por la ventana pero asegúrate de caer en la rama dorada plateada de ese árbol. Con las manos, muévete tres espacios a la izquierda y suéltate para caer en la casa vertical del perro. Encoje las piernas y camina hasta que haya una esquina que doblar, ahí podrás estirarte mientras bajas tres escaleras de caracol, cada una empieza donde termina la otra, pero no te bajes la cuarta o volverás al cuarto de la ventana. Camina diez pasos, da tres brincos, esquiva los perros aunque no temas, acaricia los gatos, besa el conejo, toma el té, tira los panecillo, sube al reloj de cu-cú, cuenta hasta mil, cierra los ojos y despertarás en tu trono de concreto, con tus súbditos y tu corte real observando. Serás la feliz reina del mágico país mientras, en aquel cuarto, personas observaran por la ventana tu cuerpo estrellado contra el concreto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario