viernes, junio 27

Retrovisor

Ahora soy yo fumando mientras leo en el parque, o cuando por alguna razón subo a la azotea, o subiendo para fumar. Son mis cigarros, mi encendedor, mi primera combustión sin compañía. Café, cigarros, cocacola, cicatrices, lengua que pica y dedos que se manchan de negro. El humo me hace llorar pero, ¿qué no me hace llorar? Algo pasa y ahora fumo dos cigarros diarios, pienso en todo y en nada, que no quiero ser una acosadora loca, que no quiero ser un número más, que no quiero compañía y que nada dura para siempre. Ni la sobriedad, ni la ebriedad, y sobre todo los cigarros, ahora que nadie me comparte, me doy cuenta lo efímeros que son. Pero no pienso en compañías pasadas, sí en sus nuevas parejas y me parece tan raro pero, hay algo en el momentáneo calor de un cigarrillo, que me orilla a preguntarme ¿De quién te vengabas todo el tiempo que yo estuve a tu lado?

martes, junio 24

Ansiolíticos

Recuerdo hace muchos años, cerca de navidad, alguien me dijo que debería tomar ansiolíticos. Aunque muchos saben que ciertas situaciones me ponen ansiosa, CREO que sólo esta persona me ha visto en un ataque de ansiedad, y me parece justo ya que él lo provocó.

En esta película, vemos letras blancas sobre fondo negro, se lee: años después, por fin me recetan ansiolíticos, provocándome un ataque de risa y disparando mi incredulidad. ¿Esos prejuicios contra este tipo de medicamento y muy contra la sanidad mental? los tengo. Por eso no puedo culpar, ni calificar a nadie que haya respondido "pero es feo depender de pastillas." Es la imagen, el estigma, porque si vas a terapia, o si tomas pastillas, es que hay algo mal contigo. Y ese "algo mal" parece que sólo puede ser que lo haces por voluntad propia, como capricho.

No comprendemos que algo no está funcionando completamente y la persona no lo puede controlar. Quiere controlarlo, por eso el buscar ayuda. También me parece que "queremos" a las personas con problemas de ansiedad o depresión, reaccionando igual que los personajes de ficción. Como que olvidamos, cada cabeza es un mundo. Y si hablamos de problemas o desequilibrios mentales, la frase tan repetida se vuelve realidad.

No voy a decir en que casos está bien o mal, sí voy a decir que a las semanas de empezar a tomarlos, me provocaron insomnio, acompañados de algo parecidos a terrores nocturnos, en los que terminaba paralizada con miedo a dormir, y a seguir despierta. Casi para terminar los dos meses, el efecto que me hacen es dormir de más. Bueno, las horas recomendadas pero el horario no apto, y eso es consecuencia de mis hábitos, no de los ansiolíticos.

Pero también he estado en situaciones que sé antes me hubiesen puesto en muy mal estado, como la señora de la oficina de empleos que me digo que no la hiciera perder su tiempo, o el simple hecho de seguir sin trabajo. Sin embargo, aunque eventualmente lloré dado que no soy de piedra, me mantuve tranquila, sin ataques de ansiedad y pensé "ey, pues estás pastillas están ayudando. Oh wow."

Sólo eso puedo decir, que tal vez "depender"...más bien, ayudarte de pastillas para ser funcional no es lo ideal; pero, como dicen en la película de Prozac Nation, te pueden dar espacio para respirar. Me quedan ocho pastillas para terminar y aunque en un principio, y en el medio, y ayer, y ahorita, sólo quería terminar de tomarlas y avanzar, la verdad es que me hacen bien. Si me hacen bien ¿es de verdad tan horrible tomarlas?

sábado, junio 21

Sentimental

Ecos de silencio. Suenan besos dados en pasado, risas compartidas, momentos eufóricos, todo lo que fue. Silencio. Dos extraños con un montón de memorias compartidas. El recuerdo de la primera botella compartida, cómplices. Tantos momentos condensados en objetos cuyo único valor es sentimental. Y, si ya no hay sentimientos ¿para qué valen?

martes, junio 17

Panini

Personas como tarjetas intercambiables. ¿Recuerdan esa atracción de feria que es una foto, un mural, con personajes, la pareja, algún animal, y el hueco para que las personas pongan su cara y saquen su propia fotografía? Algo parecido. Antes de mí, la que nada tiene que ver conmigo, ni la ciudad de origen; luego, ella, la diseñadora y escritora amateur. Ahora... no sé. Escribo de ti porque así lo niego. Porque para esto son igual de intercambiables. Pedazos de imaginación, de ficción delineada por una realidad que ninguno de ustedes comparte.

sábado, junio 14

Una rosa y una espina



Bronco me recuerda bastante a mi mamá ¿sabes? de buena manera. Sus palabras sólo llegaron al fondo mucho tiempo después, al crecer; o, quizá, como seguía estando presente en mi vida, eran sólo palabras. Son buenas recuerdos, como cuando me enseñó cosas básicas de cocina, que me sirvieron luego, cuando dejé de vivir con mi papá. O cuando veíamos televisión, novelas y telebasura pero platicábamos, supongo, y era agradable. Tal vez el mejor recuerdo son las clases de danza, que después de todo me llevaba, y hacía todas las actividades y, era bonito. Sí lo fue. Fueron casi sólo las palabras, ¿te fijas?, saber que hubiese preferido no tener más hijos, y yo misma preferir que no me hubieran tenido. No es igual a decir "preferiría no haber nacido". Mucho cuidado, yo lo que digo es que tal vez ellos hubiesen estado mejor con nada más dos hijos, o una tercera pero después, cuando no hubiese rencores por planes truncados. Tal vez por eso estoy  tan a favor de que cada quien elija si se quiere cuidar permanentemente, después de la relación o incluso ya embarazada. Eso tampoco es igual a decir que estoy a favor del aborto. Pero ya, este post es sólo para decir que Bronco me recuerda bastante a mi mamá.

lunes, junio 9

Last kiss

El primer beso se sabe. Quiero decir, es todo un momento y sabes que ese será el desenlace*. No se supone que sepas cuál será el último. Bueno, tal vez uno de los dos lo sabe, o quizá es un beso después de decir "esto es el fin," y entonces está claro.

Les iba a escribir una ficción basada en cuando volví a ver a mi eterno ex (Me Apendeja). Fue un día después de que alguien me dijo "tú y yo, fin." Algunas personas se atascan de chocolate y helado; otras, van a cenar, y beber, con su ex. Una enorme casualidad, porque ya no quedan casualidades buenas, solo hay de éstas. Ajá, como con las sopas.

Hace semanas me di cuenta de que hace bastante tiempo no lo besaba a él. No sólo porque hace más.que.bastante.tiempo terminamos, para siempre, sino es que las últimas veces que lo vi, hubo de todo menos besos. Bueno, hubo, pero de esos a la mitad de otra cosa que son sólo para conseguir otra cosa.

Entonces el punto de la historia iba a ser sobre el último beso de dos personas. Un beso muy inocente y fugaz, ambos sabiendo que no debería ni de ser, así que por supuesto es el último importando poco lo que suceda después. Claro que el personaje en esa historia, posiblemente, no iba a estar un poco ebrio, ya que yo sí estaba un poco ebria. Ebriamente besando al eterno ex el día después de agregar a alguien a la lista de ex-lo-que-hayan-sido. 

Creo que ya se me olvido el punto de esta historia; digo, narración de la verdad verdadera. 

*Al menos que sea con una persona que se autosabotea y sí le sabe a eso de quitarse cuando le toca, y ponerse cuando no. ¡Hola tú!

viernes, junio 6

Frases memorables, edición marzo-mayo

"la visito y soy bien jotito"

"Si no te la mama no te ama"

"Es...imagina que todos los días comes bistecks y un día te presentan un apetitoso plato de spaguetti? lo vas a acercar, le vas a meter el tenedor, le das vuelta, te lo comes y es taaaaaaaaaaaan rico. Al día siguiente, vuelves al bisteck. Es así"

"El dolor emocional me duele demasiado"

martes, junio 3

Justo el punto medio

Me gusta ir a la playa, meterme al mar aunque no sé nadar. Me doy cuenta que no es tan buena idea, a menos que te vayas a quedar en la orilla. Yo camino, me arrastran las olas, me entra agua en la boca, agua con arena, y aunque no fuese mi idea, mi cabello termina mojado. Estoy entre olas, dejo que me lleven de un punto a otro, soy muy ligera, no es difícil. Además, se me olvida que no sé nadar. Tampoco avanzo hasta adentro, solamente hasta ese punto no definido en donde sé que un paso más, y alguien va a recordar que no sé nadar. No lo pienso, es automático. La última vez, algo me hizo una pequeña cortada en las rodillas. No salió sangre y lo noté un día después. En el momento, yo simplemente estaba feliz.

domingo, junio 1

¿Quién chingados te dio permiso?

Could it be  Playlist @ Grooveshark

Se llama Could it be por la canción Ruby
Could it be, could it be that you are joking with me and you don't really see you and me?

tiene segunda parte

También se podrían llamar Caramelo - Caramelo de Cianuro.
Nada personal, igual las iba a compartir aquí en algún momento, posiblemente con los mismos comentarios. Sólo que ahora, nota al pie de todo, me da mucho gusto que ves tan feliz, que sonríes. No sé porque lo escribo como si fueras a leerlo.