sábado, marzo 29

Atelophobia

El final sí se parece al comienzo. El mismo insomnio, las horas para dormir y despertar sintiendo que algo falta ¿qué?.

Y los nervios, que son más, al mismo tiempo que son menos.

Y las ideas "locas".

Leaps of faith I can't never quite take. Lo que me recuerda, escribir de por qué Future days beats Sirens, pero por qué yo sigo y seguiré en Sirens.

+

La familia no se elige, a los amigos sí.

+

Canción en loop en mi mente, y ni sé por qué, como de costumbre: If she wants me (Belle&Sebastian)

+
Sí la situación ya es incómoda, no digas, ni pienses "sólo podría serlo más si..." porque no va a pasar tu idea, pero sí se pondrá más incómoda. Hasta que bebas y se te olvide.

+
Es un post lleno de cliches. Como que después de la tormenta, la calma.

miércoles, marzo 26

Black cold case

Si tienes dos de algo, y uno lo dejas de lado por razones varias, no va contigo o lo que sea, entonces te queda uno. Uno. Y si ese lo pierdes, pero no por decisión y menos por querer, LO pierdes, se va allá a donde ya sólo lo vas a sentir y tal vez algún día lo reencuentres... puedes optar por quedarte sin nada, o desesperadamente buscar al otro, o que te busque, porque aunque la relación no sea optima, va a saber que ya no queda uno y nimodo que te deje sola ¿no? y nimodo que enserio quieras no tener a ninguno de los dos, al que sea.


(esta serie la vi hace mucho pero el episodio...9x19 de HIMYM me hizo reflexionar o darme cuenta que, like it or not, I only get one mother. Envidio mucho a la gente que se lleva bien con su madre, don't get me wrong, love my dad...wish i could get along with her, too)

viernes, marzo 21

Pensamientos de un viernes cualquiera.

Creo que tengo los objetivos/metas/cosas que quiero más al azar e inútiles en la vida. O al menos,no sé qué bien me haga, mucho menos al mundo, el querer tener a una persona con el mismo wanderlust. Alguien que cualquier viernes diga "hay que irnos"  ¿a dónde? no sé. ¿Qué haremos? buena pregunta. ¿Cuánto nos va a costar? Ni idea. ¿A qué hora? en cuanto te pongas una blusa limpia y te "peines". Algo así, y...pues está cabrón. Yo ahorita podría hacerlo porque no trabajo u_u, pero las personas ¿normales? pues no son así. Aparte, si no trabajas no hay dinero, y menos para viajes improvisados. Entonces así de inútil la querencia esa que tengo. Podría irme yo sola... pero me da risa y ganas de patearme, todo al mismo tiempo, porque cada viernes busco horarios de salida y nunca sé a dónde ir, ni lo que haría. Hasta este momento (que si es viernes, pero no el viernes en el que estarán leyendo esto) nunca me he animado. Me quedo con las ganas y está de la chingada hacer casi todo sola, menos ir a un bar, y no poder cumplir con las ganas de mi wanderlust, sólo porque no hay compañía.

No nacemos acompañados, ivie.

martes, marzo 18

Dos veces en la misma semana me dijeron que pienso demasiado en el futuro.

Uno era crítica.

El otro, felicitación.



sábado, marzo 15

Such great heights

Me quedé viendo el cursor parpadear. Luego el conteo de páginas, de palabras, de todo. La pantalla se puso en negro y pude ver mi cara de idiota reflejada. Era como sonrisa, con asombro. Era OH WOW en toda la extensión de la palabra, pero en sobriedad alcohólica, en ebriedad de "¿neta? ¿Nada más que escribirle?".

Y pues no, nada.

OH WOW.

Amongs the waves
~martes

El día que por unos minutos, y por no preguntar, y por unos minutos...
También fue el día que escuché a dos morras hablar usando iniciales o apodos.
"Ya vez que erre esto y asi"
"...erre?"
"...Red!"
"¡ah!"

La moraleja es : sigan con sus mamadas pues.
~miércoles

Aquí es cuando esos minutos pesan.
Si neta hay una persona ideal para cada quien, a true soulmate or whatever, neta mil perdones morro, por llegar tan tarde a todos nuestros encuentros. Peor que Ted Mosby y la madre, ya sé :( pero te juro que aunque no sepamos, sí estoy yendo a ti lo mas rápido que puedo.

la noche eterna. los días no vividos
~Viernes

A estas alturas quien siga entrando a este blog buscando post explicítamente personales, con fechas y nombres, está bien pendejo. O algo tiene de iluso. O es alguna de las personas "mencionadas". En todo caso, les aviso que casi todos los post, fueron escritos semanas, algunos meses, antes de su publicación. Con ediciones, claro. Hay unos que terminan por irse al cielo de los post borrados, ya no valen la pena.

Al menos esta parte de este post (...ah, ajá ivie, ajá) si la escribo minutos antes de publicarlo. ¿Por qué? No lo sé. Tengo ganas de ponerme a cantar cuatro canciones enuna. La última no tiene nada que ver, nomas me "encanta" lo de fornicaremos en un callejón, ya no hay pecados entre tú y yo. 


Así como a todo voy a destiempo, también para darme cuentas de las cosas. Apenas ayer caí en la cuenta de que escribí una pinchecarajamadrepinchipinchipinchi tesina. Con fotos y todo. Y sí supe que la sufrí, desvelos, perdida de neuronas y cerebro friiiito, pero apenas ayer la vi y me di cuenta que HOLLYFUCKINGFUCK!

y el 28, toca defenderla.
Y el 1 de abril, toca ir a un concierto de Placebo.
~sábado.

jueves, marzo 13

Wild world

Recientemente por fin vi una temporada de Skins Uk. Ya había visto las escenas donde cantan esta canción, mas verlas sabiendo la historia pues como que me dolió un poco más de lo que canción por sí misma.

En 1970 Cat Stevens lanzó esta canción. Yo la encontré en el playlist que ha resultado ser el más triste del mundo. Siendo justas con la bloguera, también compartió uno feliz, de bailar en calzones y empacar. Ahora que lo pienso, nunca he confirmado lo que sea buen playlist para empacar. Recuerdo que la escuché un domingo, no había escuela, y me pareció muy triste y quise abrazar a la bloguera. A alguien le dije que escuchaba canciones tristes y, cuando me cuestionó por qué, sólo se me ocurrió "porque por una vez, la del corazón apachurrado, no soy yo." Le dio gusto, sonreímos, o al menos yo sonreí. Lo que no sabía, es que un par de días más tarde, tal vez hasta semanas, ese alguien me rompió el ego, con la suerte que los pedazos rotos fueron a caer encima del corazón. 

Ahora sí que necesitaba un playlist The end of the world. Lo seguí escuchando, masoquistamente, durante los meses siguientes. Porque aunque al ego le cueste admitirlo, lloramos meses. Luego nos recuperamos, pero cada vez que el malestar tiene algo que ver con corazones malditos, ahí está el playlist. Quizá lo utilizo porque ya las tengo marcadas como canciones tristes, y así no me arruino nada, como casi hago con Copenhague

Algunas canciones del playlist más triste del mundo: Trouble, The end of the world (duh!), The Space between, Que más da, La despedida, Lo que más,  Alcoholic, Black,  y, claro:



Me di cuenta que todo eso sucedió en 2011.Y así un día, sólo haciendo memoria me daré cuenta que eso sucedió en TalAñoHaceMuchoTiempo. Vives, aprendes y sigues, aunque momentaneamente te duela.

lunes, marzo 10

Sisterhood

Un día cualquiera, despertó estornudando y con la nariz escurriendo. Logró convencer a su mamá de que no era nada, pero a veces el universo conspira mandándote una lluvia, primero calmada y casi torrencial al final, cuando te falta caminar solamente cinco cuadras para llegar a casa. Lógico que terminase acostada debajo de varias cobijas, abrazando un animal de peluche que por alguna razón se negaba a tirar, aunque todos los demás ya los había regalado. Lo que le molestó es que su mamá cerró todas las ventanas del cuarto, pues si nunca es buena idea hacer eso en invierno, le dijo, menos lo es cuando ya estás enferma.

Al día siguiente batalló para despertarse, y al verse el espejo se asombró de verse tan mal. No solamente enferma, sino mal, como dañada. Su mamá la interceptó cuando iba meterse a bañar, le tomó la temperatura y declaró que así no podía ir ni a la escuela. A regañadientes volvió a la cama, en donde no tardó en quedarse dormida hasta medio día, cuando una de sus hermanas llegó a darle de comer. El caldo de pollo no la hizo sentirse mejor.

Tercer día, el espejo devolvió una imagen aún peor. No entendía cómo un resfriado podía hacer tanto, pero la verdad es que le dolía incluso estar de pie. Casi se desmalla, mas su mamá llegó a tiempo para sostenerla. Ese día fue a verla un doctor que le recetó bastantes pastillas, e incluso inyecciones. No le gustaban pero estaba harta de tener que dormir con la ventana cerrada. Sí, no podía caminar ni a la sala, menos salir ni para estudiar, y lo que le molestaba era una tontería como esa.

En una semana, lo único que cambió es que nada mejoró. Cada día más débil, menos ánimos. Parecía solo tener fuerzas para pedir abrieran las ventanas. Su madre gritaba, la hermana menor, de apenas seis años, quería abrir la ventana y la mayor sólo ayudaba con las comidas y las inyecciones.

Un par de días después, dejaría de pedirlo, aunque nunca de pensarlo. Uno de esos días, la hermanita entró al cuarto para saludarla y abrazarla, aunque todos decían no debía hacerlo. Los ojos de ambas estaban tristes, la hermanita porque extrañaba tener una hermana que jurase con ella, o que la regañara, o que hiciera cualquier cosa lejos de una cama. Ella intentó consolarla, darle un abrazo breve, pero significativo, y un beso al aire, que de haber estado sana le hubiese dado en la frente. Le dijo que la quería mucho, a ella, a su mamá y a su otro hermana; que estaba muy cansada y muy triste por no mejorar, todavía más porque ni el doctor sabía cómo ayudarla.

Ninguna lloró. Ella pronto se quedó dormida y la hermanita, en su mayor entendimiento del mundo, abrió la ventana que ya llevaba casi un mes cerrada. Le dio un beso la frente, apagó la luz y salió, triste pero no inconsolable, eso vendría en un día más, cuando su hermana ya no despertase.

jueves, marzo 6

Flashback recurrente en los últimos 12 meses:
Me rompí.
Tú y yo en la sala, yo llorando que ni podía respirar, tú diciéndome que todo había sido mi decisión, que todo lo era y aún podía decir ¿sabes qué? no quiero. Porque era mi vida y mi decisión.

Creo qe eso es lo más importante que te he aprendido.
Thanks for everything, and a happy birthday, Daddy.

lunes, marzo 3

Frases memorables, enerofebrero 2014.

O nomas me dieron risa, quién sabe. Ah! y ¿lo siento? a quienes se lean no ha como hablaron, sino a como los recuerdo. siip, varias son mías, es que pues soy una bolita llena de sabiduría, goeeei. Hay unafrase (mía) casi al final que explica porque no están todas las que fueron.

sábado, marzo 1

Bailar como un lazo en un ventilador

Tantísimo que podría escribir sobre la presentación de Vetusta Morla en Morelia (Mich.), pero pondré sólo lo más presente. A como salga.