viernes, agosto 15

Asuntos internos

Pensé escribirles algo antes de recordar que, de todas maneras, ustedes entienden y piensan lo que quieran, me lean o no. Aunque esté escribiendo sobre mí, y lo diga directo, su mente se va a dónde ustedes digan. Es válido, no estoy haciendo reclamos. Sólo que pensé en escribirles de mi autoestima, desde la raíz, para que dejen de pensar de tal manera, pero sólo terminarían haciendo su propia nueva versión.

Entonces, nada más diré que mis problemas de autoestima, son míos, valga la redundancia, no suyos. Es mi percepción, no la suya, por mejores intenciones que tengan, esos no son mis ojos, esa no es mi mente. Porque sí, sí creo que entonces está todo en mi cabeza, que se apoya en los ejemplos que tengo desde antes de nacer. Ejemplos que no radican en mí, sino en la percepción de otras personas, alterando la mía.

De nuevo, no es queja ni llanto, es algo que pensé en escribirles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario