martes, junio 24

Ansiolíticos

Recuerdo hace muchos años, cerca de navidad, alguien me dijo que debería tomar ansiolíticos. Aunque muchos saben que ciertas situaciones me ponen ansiosa, CREO que sólo esta persona me ha visto en un ataque de ansiedad, y me parece justo ya que él lo provocó.

En esta película, vemos letras blancas sobre fondo negro, se lee: años después, por fin me recetan ansiolíticos, provocándome un ataque de risa y disparando mi incredulidad. ¿Esos prejuicios contra este tipo de medicamento y muy contra la sanidad mental? los tengo. Por eso no puedo culpar, ni calificar a nadie que haya respondido "pero es feo depender de pastillas." Es la imagen, el estigma, porque si vas a terapia, o si tomas pastillas, es que hay algo mal contigo. Y ese "algo mal" parece que sólo puede ser que lo haces por voluntad propia, como capricho.

No comprendemos que algo no está funcionando completamente y la persona no lo puede controlar. Quiere controlarlo, por eso el buscar ayuda. También me parece que "queremos" a las personas con problemas de ansiedad o depresión, reaccionando igual que los personajes de ficción. Como que olvidamos, cada cabeza es un mundo. Y si hablamos de problemas o desequilibrios mentales, la frase tan repetida se vuelve realidad.

No voy a decir en que casos está bien o mal, sí voy a decir que a las semanas de empezar a tomarlos, me provocaron insomnio, acompañados de algo parecidos a terrores nocturnos, en los que terminaba paralizada con miedo a dormir, y a seguir despierta. Casi para terminar los dos meses, el efecto que me hacen es dormir de más. Bueno, las horas recomendadas pero el horario no apto, y eso es consecuencia de mis hábitos, no de los ansiolíticos.

Pero también he estado en situaciones que sé antes me hubiesen puesto en muy mal estado, como la señora de la oficina de empleos que me digo que no la hiciera perder su tiempo, o el simple hecho de seguir sin trabajo. Sin embargo, aunque eventualmente lloré dado que no soy de piedra, me mantuve tranquila, sin ataques de ansiedad y pensé "ey, pues estás pastillas están ayudando. Oh wow."

Sólo eso puedo decir, que tal vez "depender"...más bien, ayudarte de pastillas para ser funcional no es lo ideal; pero, como dicen en la película de Prozac Nation, te pueden dar espacio para respirar. Me quedan ocho pastillas para terminar y aunque en un principio, y en el medio, y ayer, y ahorita, sólo quería terminar de tomarlas y avanzar, la verdad es que me hacen bien. Si me hacen bien ¿es de verdad tan horrible tomarlas?

No hay comentarios:

Publicar un comentario