viernes, marzo 21

Pensamientos de un viernes cualquiera.

Creo que tengo los objetivos/metas/cosas que quiero más al azar e inútiles en la vida. O al menos,no sé qué bien me haga, mucho menos al mundo, el querer tener a una persona con el mismo wanderlust. Alguien que cualquier viernes diga "hay que irnos"  ¿a dónde? no sé. ¿Qué haremos? buena pregunta. ¿Cuánto nos va a costar? Ni idea. ¿A qué hora? en cuanto te pongas una blusa limpia y te "peines". Algo así, y...pues está cabrón. Yo ahorita podría hacerlo porque no trabajo u_u, pero las personas ¿normales? pues no son así. Aparte, si no trabajas no hay dinero, y menos para viajes improvisados. Entonces así de inútil la querencia esa que tengo. Podría irme yo sola... pero me da risa y ganas de patearme, todo al mismo tiempo, porque cada viernes busco horarios de salida y nunca sé a dónde ir, ni lo que haría. Hasta este momento (que si es viernes, pero no el viernes en el que estarán leyendo esto) nunca me he animado. Me quedo con las ganas y está de la chingada hacer casi todo sola, menos ir a un bar, y no poder cumplir con las ganas de mi wanderlust, sólo porque no hay compañía.

No nacemos acompañados, ivie.

No hay comentarios:

Publicar un comentario