martes, enero 21

Un tren de madrugada

La claridad con la que recuerdas todo lo que siguió a la pregunta, hace que te sientas mal de lo poco que recuerdas todo lo que sucedió antes. Estabas triste, mucho. Y no querías preguntar, o no querías la respuesta, o ambas. Empezaste a escuchar a la bandita esa que te hace llorar, pero bonito. Tampoco recuerdas cómo hiciste la pregunta, pero recuerdas la muy sensata respuesta. Agridulce, pero bien pensada. Y de fondo, la canción de los corazones malditos.

Empacaste rápido por un montón de canciones y una sola razón. No querías, sí querías, terminar todo y salir de ahí.

Otra canción fue el abrazo casualidad que nadie te iba a dar. En tu bolsa, muchos dulces, pastillas para el dolor, y agua como si  todavía tuvieras miedo de ahogarte. Saliste buscando un taxi, que no tardó en pasar y casi te ahogas al decir a dónde.

Desde aquí no veo, nada. 
Cruzar  el río, del otro lado, 
yo aquí en el medio, nado o muero.
...
Estás aquí, lejos de mí
pero yo sé, no moriré.

A las 12:00 pm estabas comprando tu boleto. Y cena, aunque no tuvieras hambre.  Te sentías rara, como fuera de lugar, y más viajera, temporal, que nunca. A tu lado un señor con una minilaptop y, en frente, uno que se quedó dormido. Algunas personas esperando, otras llegando solas, y ese muchacho como de tu edad que estaba solo, viendo para todos lados. Te dio más tristeza y lo declaraste el lugar más triste del mundo.

Seguías mensajeando, sonriendo a pesar de las punzadas en tu estómago que, ya sabías, no eran hambre. En ese comedorcito de central de autobuses, escuchando videos musicales que juraste ibas a buscar y ahora es lo único de esas dos horas que no recuerdas. Otra vez el muchacho capta tu atención, porque de repente ya no se ve tan desubicado, y cuando sigues su mirada, descubres que la pareja, ¿novia, amante, amiga con derechos, esposa, cómo saber?, llegó. No corren, pero se apresuran, se abrazan, se besan, te mueres de la envidia y lo declaras el lugar más hermoso del mundo.

Terminas de cenar, mensajeas con unas cuantas personas y todos asumen que estás en tu cuarto, como siempre. Arreglas todo en tu bolsa, tu maleta y tu maletota mientras los señores siguen en el mismo lugar del comedor. Le muestras el boleto al guardia y es simpático, que aún falta un rato para salir, que lo bueno es que te puedes dormir todo el camino. Sonríes amablemente antes de avanzar por la sala de espera, hasta el fondo, cerca de la maquina de muñecos y los conectores para cargar tu teléfono.

Cuando empiezas a escuchar música, va a media canción. Sálvese quién pueeeda.. Volteas a ver a los demás viajeros que esperan. Familias, señoras, jóvenes, soledades concurridas. Has comido demasiados dulces y crees que no podrás dormir mientras envidiadas al señor acostado a un lado de la maquina de muñecos. Te distraes pensando en el juego de los últimos meses, en las expectativas que no deberías tener, pero a veces, te dices, es difícil no hacerlo si todo pinta bien.

Copenhage. Las canciones y las bandas que no quieres asociar con nadie, para nunca dejarlas de escuchar, o para no tener mil recuerdas al hacerlo. Pero aquí estás ahora. Esperando tu autobús, pensando en horas y momentos y, hasta que notas la mirada de un extraño en ti, te das cuenta que estás llorando. El abrazo casualidad llegó con la siguiente canción, al mismo tiempo que el autobús. Agarraste tus cosas, alistaste tu boleto, dijiste "buenas noches" a quien fue necesario, optaste por refresco, ocupaste tu asiento, viste llegar al papá con la niña, sonreíste, avisaste que ya ibas saliendo, suspiraste un montón, te dormiste escuchando "La marea" y despertaste a tiempo para cumplir la estrofa

sueña con despertar, en otro tiempo y en otra ciudad.
Dejarse llevar, suena demasiado bien.
Jugar al azar, nunca saber dónde
puedes terminar, o empezar.

5 comentarios:

  1. Respuestas
    1. las caritas felices siempre son buenas. Espero. :)

      Eliminar
  2. Muy bonito el escrito IviE, de lo más profundo y bello que te he leído.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. eres el mismo anónimo de hace como 3 post o algo así? curiosidad duda mía (odio qedarme con dudas jaja) De todas maneras, muchas gracias por leer :) y lo qe dices

      Eliminar
    2. Mismoanónimo :)
      Lo dicho ha sido porque realmente me gustó lo que escribiste IviE.

      Eliminar