viernes, febrero 15

Lo nuestro fue un sueño

Comienzo a creer que no eres para mí, que nunca lo serás. Dudaría de tu existencia, pero te estoy viendo. Eres real, aunque parezcas no ser para mí. Sé que estoy calificado para tenerte, ¡no es alucinación mía!.
La realidad es que te alejas más cada día. Me dejas verte, incluso tocarte y comenzar a saborearte ¡para luego salir corriendo! Me quedo tendido en el suelo, desorientado, intentando encontrar la lógica a tus acciones, a la forma que tienes de ser conmigo.
Estás cerca y lejos al mismo tiempo.... No me sueltas, pero tampoco me agarras y no sé cuánto tiempo más pueda soportar esta danza sin sentido.

[titulo por la canción que dice "el día más feliz de mi vida fue cuando tú y yo nos conocimos; y el día más triste de mi vida, fue cuando tú y yo nos despedimos". De Juan Gabriel :)]

sábado, febrero 9

Let's talk about

[Este post trata el mismo tema de aquel otro que escribí... y borré.]



 Existen personas que enamoran sin que ese sea su objetivo. Es más culpa del enamorado porque la otra persona ni lo está intentando realmente. Ser amable y detallista es su naturaleza, pero como esas cosas  no suelen venir sin intenciones ocultas pues CREO que por eso terminamos pensando que quieren algo más.

 Aclaración necesaria antes de decir que, las personas que me molestan son esas que van por la vida enamorando a otras, o a varias a la vez. Sobre todo porque, muchas, ni quieren una relación real. Ya ni digo novi@, digo que sencillamente tienen ganas de besar, o tocar o coger, y ya. Quien sea que ayude a matarlas, pues es bueno.

 En lugar de decirlo, ahí andan tirando miel por todas partes, esperando que alguien se pegue. Eso me molesta, que no digan sus intenciones directamente, anden con juegos, mentiras directas y omisiones de la verdad. Alguien me dijo que "algunas personas necesitan esas mentiras".

 Esa persona una vez me estaba contando de sus ganas, y ahí voy yo buscando la herida. "¿Tienes ganas o ganas de mi?" La respuesta que me dio, supongo que la hubiese aprendido con el tiempo, la aprendí pues. Las ganas fácil ¿no? pero ya cuando es de alguien en específico pues... ni teniendo con quién coger se te olvida que son ganas de alguien.

miércoles, febrero 6

Agridoce.

Hace días estaba escribiendo un post, bueno re-escribiendo algo escrito en el otro blog hace semanas. De hecho ni es post, son 2 líneas sobre un tema recurrente cuando no quiero pensar en las cosas importantes. La "versión" para este blog ya había quedado más larga, pero finalmente ni lo publique, ni lo guardé en borradores. Coincidencia entre el momento en que terminé de escribir y el momento cuando sucedió algo muy cercano a lo que estaba tenía escrito. No quiero a nadie pensando "eso lo escribió por mí". 

Nunca quiero que las personas que NO saben, anden por ahí pensando que sí saben por qué escribí/escuché/vi/hice/dije. A estas alturas ya sé que no me van a preguntar, van a asumir que lo saben. Eso me detiene mucho a la hora de escribir.

Alguien me dice que ya me deje de mamadas y de pendejadas. Yo ni contesto por qué sé que tiene la razón (eso y que  es de las -MUY- pocas personas que sí saben). Ya fue mucho.... Y después de aquí, no viene un cambio radical, ni solución mágica a todo. No. Quise escribirlo y ya (al menos desde la vista que tiene la mayoría de los que estén leyendo). Fin.