martes, julio 30

Precious

Muy tarde me di cuenta que ella se habría quedado para siempre conmigo, si yo no la hubiera forzado a irse. Le di todos los argumentos en mi contra, simplemente, porque no quise comprender que no es cosa de la edad, que uno puede tener cincuenta años engañando a la misma persona, o decidir pasar la adolescencia, y parte de los veinte, dedicado totalmente a una persona. Yo sabía que me quería, pero mi prejuicio, ¿convicción?, pudo más. No es fácil quedarse con alguien que a cada rato, lo sabes, está pensando que ya fuiste infiel, o que te vas a ir. Tampoco es fácil ver cuando alguien quiere quedarse detenido contigo, al menos para mi no lo fue.

Ni siquiera cuando hizo maletas y partió, lo noté. Pasaron meses, intentos fallidos de relaciones (para mí) y un nuevo comienzo (para ella) antes de darme cuenta. Se hubiera quedado conmigo para siempre si, en lugar de un día decírselo y en la noche preguntar si ya se había enamorado de alguien más, le hubiera dicho, con firmeza, convencido como estoy ahora, que ella y yo íbamos a estar juntos para toda la vida, quisiera o no, aunque estuviéramos, en algún momento, con otra persona; íbamos a volver.

Íbamos, ya no porque, como dije, de todo esto me di cuenta muy tarde.


 I pray you learn to trust
...
And keep room in your hearts for two
..
Things get damaged
Things get broken

No hay comentarios:

Publicar un comentario