jueves, julio 18

Corazón Colilla


Alguna vez (enero o febrero) dijiste no verle sentido a eso de terminar una relación, luego volver y terminar otra vez. Si se acabó, se acabó. "Una vez sí lo haría, pero no para siempre". Dijiste. Entiendo que la ames, la amabas, la amarás, pero leerte y verte tan afectado por su ausencia, que no sé si la dejaste ir o ella simplemente se fue, me duele. Y me molesta de sobre manera.
No porque mientras yo sigo pensando que podríamos...., no. Ya no pienso eso. Repito lo que no me atreví a decirte, quiero alguien que me enloquezca como tú, pero no a ti. Alguien que no me afecte tanto, porque nosotros ya sólo somos esto, y así estoy bien contigo. Me molesta verte zombie. Estancado en lo mismo, mordiéndote la lengua. Para lo que somos, así con lo que cada quien da está bien. Pero, si se va a tratar de una relación formal, no podemos ni construir empezando aquí, ya que yo merezco más. Y tu también. Más de lo que tu exnovia, quien ya tiene novio de nuevo, te va a dar.
Si yo me clavo contigo, y tú te clavas con ella, entonces no nos quejemos después de que estamos solos. Si nos negamos a avanzar, o a dejar que alguien nos empuje, pues a vivir con la consecuencia. En cuestión de meses, días, la visión se ha ido moviendo y lo único que permanece es eso. Quiero alguien que me enloquezca como tú, pero no a ti. Tan contrario a lo que durante tantos años creí.


No hay comentarios:

Publicar un comentario