miércoles, junio 5

Is not easy being a journalist.

Yo no pensé "a los periodistas los matan" antes de decirme a estudiar periodismo. Tampoco hubiese levantando la mano a la pregunta "¿Quién está dispuesto a morir por la libreta, la pluma y la grabadora". No recuerdo si surgió en mis primeras clases... Tomemos en cuenta que uno tiene 18 ó 19 años cuando escoge una carrera.

De todas maneras...

O sea, yo pensé "trabajan todo el día, si el amor-de-la-vida  no es periodista, no entiende y vale madre la relación*. Ganan una miseria". Eso en mi mente y dije "va", estudiamos fotografía, estudiamos periodismo-en-otro-estado-lejos-de-TODA-mi-familia. Lo hacemos, porque me gusta, porque quiero, "porque ya sé lo que implica y de todas maneras quiero"...

Claro, los 3 años, casi sin descansos, de estudio, estaba presente eso. En clases, con amigos, familiares, con extraño. "¿te gusta eso? ¿qué pasa si te matan? ¿no te da miedo?". Eran preguntan que incluso en vacaciones, y si salía con amigos-y-sus-amigos era todo múltiple ¿se entiende? no era sólo "¿te da miedo que te maten?". Quedaba: "¿No te da miedo morir lejos de casa?".

 De todas maneras, la primera vez que lo dimensioné fue muy tarde, quiero decir que ya había terminado los estudios... Fue cuando estaba leyendo el libro "Levantones" de Javier Valdez y llegué al capitulo sobre periodistas, al relato sobre Jiménez Mota... y, no fue que está desaparecido/muerto, fue el relato de la actitud de sus colegas, dejándolo de lado, no queriendo ser identificados como sus amigos (¿?).. como dice el libre, Alfredo Jiménez era el apestado de la profesión, con una cruz encima que nadie quería cargar, ni estar cerca de.

Yo entiendo que hay un riesgo en esta profesión. Pero ¿mi nudo en la garganta mientras leía? surgió del asco de ver hasta que punto llega el ego, la cobardía, el invidualismo... todo eso, ademas de la critica tanto si estás haciendo algo, como si no.

Tal vez no estoy lista para morir por esto, pero menos lo estoy para tratar cada día con personas que tengan ese nivel de ego. No... no podría, no puedo.

*tenía 17, a lo mucho, y el ExAmorDeMiVida alias MeApendeja acababa de decirme que el periodismo me pegaba más. Quiero decir, ideas románticas mil.

No hay comentarios:

Publicar un comentario