jueves, mayo 2

Estímulos.

Seguro cosas como esta no le suceden a personas con un patrón de sueño normal. Personas que duermen cenan ligero siempre a la misma hora para así poder dormirse a la misma hora del día anterior, soñar 8 horas y despertar tranquilos y descansados para un día más de sus vidas.

Cuando se despierta a las cinco de la mañana, piensa en todo eso. Debería cenar menos, más temprano, dormir más, pensar menos. Si no se vuelve persona feliz, al menos sería una que duerme y no tiene sueños fumados y despierta con miedo. ¿de qué? Miedo de ir a concierto y que algo explote y muera, o sus amigos, o alguien. Miedo de... miedo porque escucha una respiración que no es suya. Es absurdo y es su imaginación burlándose. Lo sabe, pero no evita el miedo. Se concentra en no escuchar, provocando un aumento en las sensaciones. No se quiere levantar, ni mover, ¿qué tal si no está sola? ¿qué tal si... sí?

Mañana, o algún otro día, se va a reír. Por ahora, con movimientos pausados, toma su celular y escribe un mensaje. No que le vaya a quitar el miedo, o que automáticamente vuelva a dormir -algo que sucede eventualmente- sino que lo necesita. Necesita mandar un "Si te vuelves a ir por más de cinco días, antes de morirme te mato. TE MATO!". Porque esto de estar aterrorizada, no sucede cuando está él.

No hay comentarios:

Publicar un comentario