sábado, agosto 11

The only place

Segunda parte de la aventura Narniana.

Ese día desperté temprano, con mucha flojera de bañarme y hacer el recorrido en metro hasta la tapo, que creo son 5 estaciones de donde estaba, me parece. Tenía algunas cosas que hacer acá en Morelia así que era entonces o nunca, aunque significó ir sola, lo cuál no me molestó, los 3 o 4 comentarios que recibí al respecto, sí Yo entiendo que no vivo en un país cómo para andar sola, pero pues meeh, nimodo que qué?


Me di risa cuando la chava de taquilla me preguntó que si a dónde iba. Estaba entre Tlaxcala, Apizaco y Huamantla. No sé por qué, pero fue Huamantla. Aproveché para comprar un café, me fascina que se llame Ruta del café, tomando en cuenta que de TAPO pudes salir Veracruz, Chiapas, Tabasco y Oaxaca.

 Me frikeé un poco cuando faltando minutos para salir, 3 creo, mi café aún no estaba listo :/ y todo para terminar saliendo después de la hora ¬_¬ y el chavo de la puerta haciéndome bromas de "ya salió" o "ya est´tu autobus". Tanta gente va a Narnia que el guey tiene tiempo de hacer amigos!
 
Pero resulta que Huamantla está más del lado de... ese otro estado que colinda con Tlaxcala, que del D.F, así que después de ese "bienvenidos" todavía me quedo más camino. Ambos autobuses son como... no sé, las demás líneas ya no los usan casi. Quiero decir, no traía chingos de pantalla, ni música, ni café. El de regreso sólo tenía una pantalla y traía una pelí de la India María. Igual y a los que están leyendo no les importa saber eso, pero yo sigo sin saber por qué quieren leer sobre Narnia :/

 Huamantla es pueblo mágico. Podría decir que "típico pueblo mágico" en el que parece que nada pasa, y no hay mucho que ver al parecer. Tranquilo, no bicicletero. Fresco, pero más caluroso que Narnia, Narnia (Tláxcala pues). Con muchos puestecitos de comida y un tianguis/mercado ambulante que va cambiando de lugar, parece que sólo para complicar la vida de los lugaremos, ya que cierran una avenida principal y hay que buscar otros caminos.

 No me topé con nadie grosero, aunque hablé con poco gente realmente. Supongo que, en parte, iba más concentrada en tomar foto que otra cosa. Pero cuando pedí direcciones sí me supieron decir, y un chavo me tiró onda lol.

 Ah sí! más o menos me perdí jajaja me norteé y ya no pude llegar al museo del dulce. Me recuerda a donde vive mi abuela, con sus parquimetros y su "cerramos a las 3 para ir a comer". Eso último sucede también aquí, lo sé.
 
 Pude haber comido ahí, esperar para ver el museo. Sólo tenía ganas de conocer la ciudad capital, comer mole o birria o algo. aunque las mega tortas gigantes se escuchaban llamativas... pero no, había que ir a Narnia...

 ¿Cómo llega uno a Narnia desde Huamantla? porque en la terminal de autobuses a la que llegué, no tenían anunciado Tlaxcala entonces ¿qué? ¿o no se puede por qué no existe?

1 comentario:

  1. De alguna manera llegué a este blog y me gustó mucho encontrarme con una referencia a mi estado natal. Soy un chouvinista viajero que aprecia volver al terruño. Saludos y espero que al leer esto te animes a dar una visitadita a mi respectivo blog.
    Un abrazo a donde quiera que te halles.

    ResponderEliminar