martes, junio 26

Truckin

  • Tal vez ese fue el error.
    Los padres de ambos fueron siempre demasiado extrictos. Por eso ustedes, al enterarse serían padres, decidieron no sofocar al hijo con reglas innentendibles.
    Hace años el hijo se fue y todavía no regresa.
    ------------2------------
  • Toda tu vida haz visto los carros pasar frente a tí. El restaurante a la orilla de la carretera solía ser de tu madre y ella te enseñó a cocinar por considearlo importante. A tí te parecía más importante salir, conocer ese mundo del cual todos te cuentan.
    Muchos traileros sostenían amistad con tus padres, por eso te dejaban ir con ellos siempre y cuando el viaje no excediese de un total de cinco horas.
    Ellos te compartían sus historias de vida, las buenas, las malas y las inapropiadas para un niño como si su objetivo hubiese sido mostrarte el mundo, enseñarte que nada era tan hermoso ni tan tenebroso.
    No conocías muchas de las ciudades, de todas maneras, o quizá por eso, te daban instrucciones de cómo llegar. Igual y algún día te servirían de algo.
    Las historias te ayudaron a entender el mundo pero de aquél restaurante jamás saliste.
    --------los enumero como si no supiesen contar---------
  • Te encanta viajar por carretera. De día, de noche; soleado o nublado da lo mismo. La diferencia reside en el hecho de imaginar o no. Cuando es de noche ves luces lejanas y te pones a pensar a qué hora se apagarán, en qué vivencia del día dejarán de iluminar. Está vez intentas no pensar si alguna, ¿cuántas, cuáles?, iluminan mientras alguien espera.
    Sabes que en otra carretera hay alguien en un autóbus pensando en qué momento se apagará esa luz, la que te espera porque no tiene conocimiento de que no vas a volver.

No hay comentarios:

Publicar un comentario