viernes, enero 20

I cant

 Mi vida a veces tiene un soundtrack tan pinche ah doc producciones presenta:

Ok.
historia ->


La cadenita empezó cuando, el jueves, ya casi llegando a la escuela noté que olvide la publicidad preventiva de Ambulante. Entonces, saliendo de la escuela “tenía” que volver a mi casa por ella.  Estando ahí, aventé lo que traía en la mano, suetér, mitones, llaves; a la cama. Alisté mi bolsa, no ocupaba mi suéter así que ni lo pelé.
Le puse seguro a la puerta de mi cuarto, salí. Jalé la puerta para cerrarla, y justo cuando iba haciendo CLICK de “sí, has cerrado con seguro” la voz en mi cabeza dijo ¿y las llav…NOOOOO! No lo hiciste! No las dejaste…No u___u”
… Creo que es el miedo de todos los que vivimos solos, no? U___u alguien dígame que le ha pasado por favor…
Primera idea: la casera tiene una copia… la casera está de vacaciones…
Segunda idea:… ventana… entrar por la ventana… total, debajo de la ventana ahí una silla. Buena idea! Creo.
Uhm sólo que realmente nunca abro esa ventana y aunque se puede abrir por fuera, supuse, estaba bien resistente, lo cual me alivia la verdad.  De hecho, no abrió por completo.
Una vez que estuvo la ventana, quitar los vidrios. Al momento de ponerlos en el suelo enfrente de la puerta la voz dijo “procura no pisarlos cuando salgas”. 1,2,3,4,5 cristales fuera, 6… 6… no sale y por más que intento (como 10 min) nomas no u__u. O bueno, ni que fuese quién pa’ no caber oigan!.
Fue cuando noté que la ventana me llega a la altura de la nariz. ¿cómo chingados?... uhm… I cant believe this actually happens T_______________T.
Idea 3: una cubeta! …
Idea 4 una vez que eso no fue suficiente: dos cubetas!
Que no supe colocar y al momento de subirme termine pateando para terminar yo colgada y mi vértigo activado. Mi vértigo no se activa en grandes edificios pero sí a estas alturas.
Quinta idea: darle la vuelta a las cubetas, no llegar tan alto pero al menos iban a ser estables.
Por cierto, ventana angosta. Muy angosta “qué bueno que eres delgada”.
Sexta idea: “quítate las botas” y las calcetas tejidas?  “…neeeh, con tu suerte, te cortas con el cosito de la ventana” ok ok.
Bueno por las alturas, había que meter  primero la cabeza (thehehehehe) y luego ya pasar las piernas… todo bien excepto lo de las piernas porque entonces resulta que “no estás tan delgada”. Fuck fuc fuck.
Bueno de todas maneras hice el intento. Es algo… ahm.. no sé como “muévete a la izquierda… más… no tienes de donde agarrarte?... un poco más… ahm..oh oh, problema” ¿Qué creen? Mi calceta tejida, tal y como había supuesto le pasaría a mi pie, se atoró en el cosito de la ventana :D
Vértigo.
Mérde.
Putos todos gooooooooei.
Seguía intentando sacarlo de ahí, meterlo acá, pasar y no sé qué de todo funcionó pero wiiiiiiiiiii, logré entrar!.
(después de eso ya no hay nada digno de contar. Síp, lloré un poquito pero ehem ehem *señala la url del blog* lalala ya me fui a mis vueltas…que caminé un chingo para tomar la combi ¬¬ pero era eso o tomar una combi y tardar *mucho más tiempo del que hice*)
Viernes por la mañana y al momento de abrir la puerta “ivie y la llave?” aah aquí *mete la mano en la bolsa* es… no está.
¡Por poquito y pasa de nuevo!
Lo bueno que ya sé cómo hacerle (Me rio para no llorar A.C.)

2 comentarios:

  1. Las llaves, arghhh! Vivo con la pesadilla de que me suceda eso. Mi truco para no olvidarlas es cerrar con llave siempre antes de salir. El año pasado no hacía eso. Como consecuencia, se me olvidaban mucho. Imposible entrar por la ventana, en mi caso, lol.

    ResponderEliminar
  2. siiii, yo suelo revisar siempre qe estén en la bolsa, o dejarla pegadas si voy a salir pronto pues u____u

    ResponderEliminar