jueves, febrero 3

Los amorosos

Con ella aprendió Florentino Ariza lo que ya había padecido muchas veces sin saberlo: que se puede estar enamorado de varias personas a la vez, y de todas con el mismo dolor, sin traicionar a ninguna. Solitario entre la muchedumbre del muelle, se había dicho con un golpe de rabia:
 "El corazón tiene más cuartos que un hotel de putas" (Florentino Ariza)


Tengo la idea de que somos iguales. Buscamos lo mismo, encontramos nada. Si algo nos deslumbra, nos dura poco la ilusión, no tardamos en echarlo a perder. Buscamos, encontramos, o por lo menos con convencemos de que hemos encontrado, nos da miedo: abandonamos antes de que nos lastimen. Prefieres ser el que vuelva loco, y yo adoro la locura compartida casi tanto como ser la que provoca. Enloquecerte sin saber por qué.  Decimos que el problema es que ya nadie quiere enserio, nadie se entrega; el mundo busca jugar, le aburre la fidelidad. Lo decimos mientras...

Estaba convencido de que una mujer que se acuesta con un hombre una vez seguirá acostándose con él cada vez que él lo quisiera, siempre que se sepa enternecerla cada vez.(Florentino ariza, cuando recibe el rechazo de Sara noriega)

A veces, en el blog privado, escribo sobre nosotros. Lo que dices, lo que hago. Cuando "nos queriamos", cuando nos dijimos adiós, cuando te reemplacé, cuando nos reencontramos. Cada una de esas veces de reencuentro. La locura que compartimos. Digo, porque es la verdad, que dura más esto entre nosotros, así sea intermitente, que todas las relaciones  que intentamos hacer eternas.
 .  .   .   .   Si mi corazón de nena no se entrometiera, si contará solamente esas cosas bonitas, si no necesitara hacer catarsis (esto no es tanto catarsis, es lo que Is all full of love me depertó.)... Sería muy fácil leer ese blog privado y pensar "estos dos se aman".

“Te adoro porque me volviste puta” (La viuda de Nazaret a Florentino Ariza)
(hasta aquí, menos la del hipervínculo, todas son citas de El amor en los tiempos del cólera)


 No nos amamos, ni nos odiamos. Te quiero como amigo, me quieres...,. He decidido intentar algo con quien te dije hace relativamente poco; curioso que solamente contigo compartí ese sentimiento qe, en esos días, aún no tenía forma. De amor no nos queda nada. (sigo pensando que alguna vez lo hubo, no sé)  Sin embargo, no dejo de pensar en este poema cuando nos pienso.




3 comentarios:

  1. buenìsima la ùltima cita.
    me recordó el grito sabinesco:
    canonicemos a las putas!

    ResponderEliminar
  2. "No exiges ser amada, respetada, atendida... No obligas a nadie a la despedida ni a la reconciliación; no chupas la sangre ni el tiempo; eres limpia de culpa; recibes en tu seno a los pecadores, escuchas las palabras y los sueños, sonríes y besas. Eres paciente, experta, atribulada, sabia, sin rencor."

    Por algo amo a Sabines caray!... aunqe todavía me pregunto qé tan sano será haber leído esos poemas a los 8 años :) Es lindo ver cómo ha cambiado el significante.

    ResponderEliminar