viernes, enero 14

Miss you love

La primera vez qe escuché el concepto de velita me pareció tan estúpido, tan ajeno. Mintiendo sólo un poco digo que lo escuche en la calle, en plática entre desconocidos. El asunto iba parecido a lo siguiente
Él sabe que te gusta, que lo quieres y que es muy probable que no sepas decirle que no. O sea ni te quiere, ni te desprecia, ni te toma enserio ni te deja de prestar atención. Ahí te tiene, por si se va la luz.     
Añadiría que también te sabe prender, no soltarte más de la cuenta y hacerte regresar. Lo cual es tan simple,  basta un "dísculpa que no haya tenido tiempo de verte antes"; o un mensaje diciendo "te extraño, en verdad quiero verte" y sí, ambas opciones funcionan, en parte, porque ¿A quién no le gusta la atención?

No volví a pensar en las velitas hasta que lo leí en un blog. Claro, no era pedrada, pero  si te queda el saco.... Como bien dice, unas velitas se apagan. Creo que es falta de atención de ambas partes, a quien la prendió ya no le interesa (digamos que por fin encontró una lámpara)  o La velita gana un poco de amor propio y solita se va, sin  lágrimas en los ojos ni gritos de histeria (parecido a esta escena de El lado oscuro del corazón). Estuvo porque quizó. Se fue cuando se dio cuenta de lo que no quería en su vida. Hasta parace mentira que nadie pierde.

(Silverchair - Miss you love)
Millionaire say
Got a big shot deal
And thrown it all away but
But I'm not too sure
what I'm supposed to say
 


El problema viene cuando su dueño es también su Talón de Aquiles. Espera a qe la busque porque "lo quiere" (o lo quiere, como prefieran verlo). Depende de que tanto dure su historia (y de la madurez emocional de la persona) llegará el día que se de cuenta que la historia de ambos no es para nada una de esas de las que terminan con un y vivieron felices para siempre. Pero no le importa,  lo quiere tanto que se qeda donde la deje antes de irse a hacer su vida con su Lámpara maravillosa que le cumple todos los deseos, que lo hace gritar a los cuatro vientos que está enamorado, que lo hace sentir vivo. Ella nomás lo observa, de lejitos, fingiendo estar feliz por él, porque es su amigo y las amigas se alegran cuando los amigos están felices. A veces hasta se alegran de verdad.

Algunas lámpara ni son tan buenas, ni para toda la vida.  Él vuelve a estar solo y como no sabe vivir en soledad, o sí pero no le gusta hacer justicia por su propia mano, no le queda de otra más que ir al cajón olvidado, sacar el encendedor que más veces haya funcionado antés y recuperar lo que jamasmente perdió.

Pero ¿en serio todo ese tiempo ella nomás lo esperó?  Eso cada velita lo sabrá. Puede que incluso intentará vivir, que conociera a alguien que logrará enamorarla, o mínimo hacerla sentir un símil de las famosas mariposas.  Pero esta nueva persona tendría que ser infinitamente talentosa y no descuidarla ni un segundo para lograr que La velita deje de asomarse por si acaso aquél viene de regreso. Quizás lo logré, quizás deje de ser La velita de SU Talón para pasar a ser... uhm, pues algo así como "la lámpara de su lámpara" pero el termino lámpara me lo acabo de inventar y me falta pulirlo.

O tal vez suceda la casualidad que ambos terminen esas relaciones a la par. No para estar juntos, simplemente coincidencias de la vida. Terminan y pasan de "En una relación" a "Soltero" pero nunca solos. Él no pregunta, ella no comenta, pero lo saben. Es casi como dice Sabines  
Algo en su corazón les dice que están solos, solos... se van matando el uno al otro....Cualquier día despiertan; piensan entonces que lo saben todo, se ven desnudos y lo saben todo.
Pocos entienden por qué se vuelven a juntar, quizás porque nunca han vivido nada parecido. Por él llora, pero también la hace volar. Se pelean, pero nunca se van enojados. Aparte, no es como si la velita no tuviera, en un teatro en la siguiente calle, el papel de talón, y ese que le hizo sentir mariposas, ahora juega el papel de velita. ¿A verdad? si "malditos y aprovechados" no nada más los hombres.

En el tiempo que él pasó con su lámpara -ya sabemos qe ni tan- maravillosa, no se enteró de que había ahora alguien dispuesto a dejarse pisar. Porque la velita lo vale. El talón lo sabe porque antes probó y buscó calidad. Si me pongo romántica y cursi y muy nena, les digo que antes de encontrar La velita, buscaba a La que vuela. (de nuevo, el lado oscuro del corazón) Continuo diciendo que ella supó volar, luego levitaron lo suficiente como para terminar siendo lo que vengo diciendo.
I love the way you love
But I hate the way
I'm supposed to love you back 
También pasa que le gustaría  no caer en la tentación.  Siente qe le gustaría no ser talón de nadie y no sentir que se aprovecha. No es tanto que le interese esa tercera persona, no le gusta no sentirse feliz. Le dura lo que tarda en darse cuenta que es la misma situación que ya vivió, que sigue viviendo. Sabe que si la otra persona no abandona su papel de velita, nada se puede hacer. Si uno atrapa a otra persona, será más porque la persona lo  qería que por los trampas que se le pongan.

Es más común qe las velitas se sepan desde un inicio. Una luz que no se apaga y qe puede llegar a servir aunqe no como destino final, más bien como acompañante en el oscuro camino de las relaciones sentimentales. Lo aceptan por amor o por simple estúpidez (que al final de cuenta son sinonimos). Un talón es más díficil, no es tan obvio para él. Cuando se sabe talón, es entonces cuando la contraparte se convierte, oficialmente, velita. No es tanto que se aproveche, ¿A quién le gusta estar sólo, quién reniega de la atención, quién se poné a pensar "si hago esto, alguien va a sufrir"? Diría nadie, pero bueno dejemóslo en casi nadie.

Con suerte, se llega al punto qe ya no duele TANTO. La velita y el talón y las lámparas y las otras velitas; todos ya saben su papel en la obra. El talón sabe lo que puede lograr con poco esfuerzo, le resta descubrir hasta dónde puede llegar. La lámpara... es posible que regrese con su propia debilidad (Me gusta pensar que TODOS TENEMOS una). Las velitas, los de las falsas alas, los que creyeron haber encontrado amor, a éstas alturas ya deberían saberse dueños de la nada (a menos que jueguen en dos partidos a la vez). La velita... en ocaciones le duele, en ocaciones se limita a disfrutarlo.  Lo que dice sobre aquel talón/debilidad es algo como
Estoy contigo porqe ya sé qe no qe no soy el amor de tu vida (con el bonús de que ni sé ni quiero liberarme de tu encierro), ¿qué tanto más podrías lastimarme? Incluso si me lastimas... por ese vuelo, yo pago el precio.
and I miss you, love.

4 comentarios:

  1. me ha encantado este post. <3

    ResponderEliminar
  2. Si no duermo te culpare... me quede pensativo despues de leer esto. =)

    ResponderEliminar
  3. Hiperprofundizar, le dicen. Me sorprendió lo bien que queda el nombre de "velita" una vez que lees la explicación. Buenísimo!

    ResponderEliminar