viernes, octubre 8

Memoria

En mi infancia me parecía que mi familia era tan normal, tan unida, tan bonita. Jamás sabré si era cierto o no, bien puede ser que esa realidad existiese solamente desde mi inocente visión; al igual que es posible que así fuera y el deterioro llegase muchos años después. (Bueno no tantos, a los 13 es cuando el velo rosa comenzó a desaparecer de mi vista).

Hace rato, en twitter, un chihuahuense utilizó la palabra CHIPLE . No me queda claro si es un regionalismo norteño o si es exclusivo de ese estado*. Lo que sé de cierto es que mi papá es chihuahuense (paseado por "medio" país pero raíces son raíces, no las puedes cortar) y mi mamá norteña (o algo así, siempre he dicho que Sinaloa no es norte, que es nada. Pero claro, no soy fantz de Sinaloa). Por tanto, en mi infancia era común que uno le dijera al otro que me tenía muy chipleada o que era muy chiple y que eso no estaba bien. Por supuesto que ninguno hacía nada para terminar con eso. Me llevaba relativamente bien con ambos, pero con mi papá el lazo siempre ha sido (y seguirá siendo) más fuerte. Por muchos motivos que quizá un día mencione -quizá no en un blog pero en algún otro lugar.

Sin duda, volver a "oír" la palabrita después de tanto tiempo ha traído a mi mente muchos buenos recuerdos. Asombroso como palabras, olores y sabores, encapsulan de manera tan eficaz sentimientos que la memoria se resiste -un poco- a guardar.

*Sospecho que la palabra si es exclusiva de Chihuahua. Nomás porqe tiene CH, a los chihuahuenses les FASCINA usar la ch (qe pronuncia más fuerte que en cualquier otro lugar de la república. Conosco a un señor qe le dicen el ossssshhho, porqe es de ssssssssshhhhhhhhihuahua, nomás)

3 comentarios:

  1. Palabras que evocan recuerdos. Recuerdos que derraman palabras. :)

    ResponderEliminar
  2. y por una vez, recuerdos que ojala no vuelva a olvidar.

    :* 4'u'2 memory :p

    ResponderEliminar